Ud. está en:  Inicio  /  Rocram   /   Organización  
Volver Enviar Imprimir
Historia

A fines de los setenta y a principios de los ochenta se encontraban en desarrollo y aplicación los proyectos regionales de Cooperación Técnica Conjuntos de la Organización Marítima Internacional, OMI, y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, PNUMA, que habían sido formulados por la OMI con objetivos generales y sin una participación directa de los países en su gestación.

 

La Cooperación Técnica consistía básicamente en Asesores Regionales de la OMI que realizaban misiones sin costo para los países. En general, no existía un plan anual de actividades y a los países no se les requería justificar su solicitud de misión en relación a un objetivo específico. Tampoco las actividades marítimas tenían una estrategia o planes sobre seguridad marítima o protección del medio marino.

 

A pesar de sus limitaciones, los proyectos regionales fueron beneficiosos para Latinoamérica al crear una conciencia en la región sobre seguridad marítima y protección del medio marino.

 

También a principios de los años ochenta los países europeos se unían para adoptar el Memorándum de Entendimiento de París, sobre Control del Estado Rector del Puerto, estimándose que este hecho desviaría a buques subestandar a regiones en desarrollo, como América Latina, imponiendo un mayor riesgo de accidentes marítimos y de contaminación en ella.

 

En los asesoramientos regionales OMI - PNUD a países de América Latina, se pudo comprobar la similitud de problemas y necesidades que afectaban a los países en lo relativo a actividades marítimas, específicamente en el fomento de la seguridad de la navegación y la prevención de la contaminación del mar ocasionada por los buques. Se consideró que éstas similitudes, lejos de ser un problema múltiple, podrían constituirse en una ventaja si se efectuaba un aprovechamiento adecuado de las mismas presentando un frente cohesionado y común a dichas falencias.

 

Los países de América Latina, si bien la mayoría de ellos eran miembros de la OMI, actuaban separadamente en el seno de la Organización, presentando un aspecto de fraccionamiento (a pesar de sus problemas comunes) frente a los países desarrollados, los que actuaban en bloque imponiendo siempre sus puntos de vista.

 

Frente a estas circunstancias, comunes a los países de la Región, se creó el clima propicio para que ambos organismos internacionales, la OMI y el PNUMA, convocaran, en forma conjunta, a las autoridades marítimas de los países de América Latina a una reunión, orientada a la creación de un foro regional de cooperación, concertación de posiciones, intercambio de experiencias y tratar problemas comunes de las Autoridades Marítimas.

 

Esta iniciativa fue favorablemente acogida por las Autoridades Marítimas y en 1983 se reunieron, en la sede de la Comisión Económica para América Latina, CEPAL, en Santiago de Chile, organizándose la Primera Reunión entre países Sudamericanos, México y Panamá.

 

En el transcurso de los debates, los representantes de todos los países asistentes coincidieron en la necesidad de establecer una red operativa de cooperación regional entre autoridades marítimas, para mejorar la seguridad marítima en la región y promover la protección del medio marino.

 

De esta forma quedó plasmada la voluntad de las Autoridades Marítimas presentes en la reunión, para crear el tan necesario vínculo de unión entre ellas, aprobándose la Resolución N°3 (1) que estableció dicha Red. En esta Resolución se expresan los objetivos de la ROCRAM, siendo el principal: "la integración de esfuerzos e intercambio de experiencias sobre las diversas materias de su competencia, con vista a hacer más efectiva la puesta en práctica de los Convenios Internacionales de la Organización Marítima Internacional y de ahorrar esfuerzos".